Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Operaciones de machuelado

El machuelado se efectúa en el torno con un machuelo normal de mano, en dos formas. El mejor método es fijar el husillo del cabezal, empezar a introducir el machuelo en el agujero y, después, soportar el vástago en el centro del contrapunto mientras se gira el machuelo a mano con la llave para machuelos. Se avanza el centro del contrapunto conforme el machuelo penetra en la pieza, pero no se aplica ninguna presión.

Las roscas también se cortan con el machuelo en rotación con el torno si se gira a poca velocidad y se detiene inmediatamente después de que el machuelo corte a la profundidad necesaria. Con este método hay peligro de rotura del machuelo; por tanto, se debe tener cuidado al utilizarlo. Cualquiera que sea el método empleado, se hace retroceder el machuelo con la mano.

Para trabajo de producción, el machuelo se sujeta en un portaherramientas flotante especial, que desacopla el machuelo cuando corta a la profundidad requerida y lo deja girar libre hasta que se invierte la rotación del husillo para extraerlo. Otro método rápido y seguro es emplear un machuelo de expansión, que tiene filos que se retraen en el cuerpo del machuelo para poder sacarlo del agujero sin invertir la rotación del husillo.

Las rocas cortadas con machuelo no son tan exactas como las hechas con herramienta de una sola punta, pero es más rápido hacerlas y tienen suficiente exactitud si no se trata de un trabajo de máxima precisión. La mayoría de las roscas internas se hacen con machuelos.

Las roscas externas se hacen con más rapidez con dados que con herramientas de una sola punta; por esta razón, es la forma común para cortarlas, aunque son menos exactas.

En el torno se usan dados ajustables o de resorte para cortar roscas. Se montan en un portaherramientas especial en el contrapunto y deben utilizarse con cuidado, porque si se deja que el dado llegue hasta un hombro o reborde, se "barrerá" la rosca y es probable que se rompa el dado.

Para trabajo de producción se prefiere el portadados de apertura automática, que tiene cuatro herramientas de corte llamadas peines, del tamaño y la forma de la rosca deseada. Los hay en varios tipos. El portadados se construye de modo que cuando se corta la rosca a la longitud deseada, se retraen los peines y se puede sacar el portadados sin invertir la rotación del husillo. La longitud de la rosca que se corta con el portadados queda limitada por la longitud de éste y, por lo común, no excede de dos o tres diámetros.

El moleteado es un método para formar una superficie áspera para sujeción en la circunferencia de la pieza de trabajo. Se produce con una herramienta moleteadora especial, que se fabrica con diversos dibujos. En general, la herramienta consiste en dos rodillos con un diente de corte diagonal que se oprimen contra la pieza de trabajo en rotación para formar un dibujo de rombos. También hay rodillos para formar dibujos rectos. Cualquiera de los dibujos puede ser de paso grueso, mediano o fino.

Se ajusta la herramienta moleteadora en el poste portaherramientas, de modo que los moleteados estén a la misma distancia encima y debajo de la línea de centro de la pieza y paralelos con ella. Se comprueba que ambos rodillos están en contacto con la pieza. Se ajusta la máquina para avance y velocidad medianos, se oprimen los rodillos contra la pieza de trabajo y se acopla el avance longitudinal. Se debe cortar toda la longitud sin detener el carro, porque de lo contrario, se formarán anillos en la superficie.

En ocasiones se aplica limado y pulimento en el torno para obtener un acabado fino o una ligera reducción en un diámetro. Es difícil producir un cilindro exacto con la lima, por lo cual, con todos los demás factores iguales, se debe utilizar otro método de acabado.

Se debe emplear una lima musa y se sujeta la punta con el índice y el pulgar de una mano y el mango con la otra mano; se hacen pasadas suaves a un ligero ángulo con la pieza y se mueve la lima a lo largo de la pieza con pasadas traslapadas hasta completar la superficie. No se debe mantener la lima fija y se debe girar la pieza de trabajo contra ella. Se trabaja igual que para limar en el banco, pero con menos presión. Se trata de un trabajo peligroso; por tanto, se tiene cuidado de que los brazos o dedos no toquen el mandril ni se queden atrapados contra el portaherramientas; se deben subir las mangas de la camisa lo más posible. No debe usarse una lima sin mango porque si se traba puede salir despedida súbitamente y ocasionar una grave lesión a alguien.

El pulimento se hace con una tira de lija esmeril estirada sobre una lima o colocada sobre la pieza de trabajo y sujeta con los dedos. Cuanto más fino sea el abrasivo más lento será el corte y mejor será el acabado. Una gota de aceite en la tela produce un acabado todavía más fino.

El limado y pulimento se hacen a velocidades más altas que para tornear; se cubren las correderas del torno con papeles o trozos de tela como protección contra el abrasivo en polvo y las rebabas.